Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

miércoles, 7 de abril de 2010

GALAR - Til Alle Heimsens Endar (2010)

Joder, que ganacas le tenía a este disco. Tras su descomunal debut, Skogskvad, hace ya cuatro años, no podía ser de otra manera. Encuadrados dentro del incierto género del Viking Metal, no son Galar una banda que pueda meterse en el mismo saco que Finntroll, Amon Amarth ni tan siquiera Bathory. Aunque partiendo de la misma base black que la mayoría de formaciones del estilo, los noruegos siempre se han decantado más por ser fieles a unas estructuras muy deudoras de la música clásica y con gran apego por las atmósferas épicas, para las cuales se valen de coros y voces limpias. Hablamos del proyecto de dos músicos noruegos, Slagmark (Marius Kristiansen) a las voces, guitarra y bajo, y su compañero Fornjot (Are B. Lauritzen) que se encarga de las voces limpias, piano, teclados y fagot. Para grabar las baterías en este disco, han vuelto a contar con la colaboración de Phobos, conocido por su labor en Aeternus y Gravdal.

El principal mérito de la música de Galar es la perfección con la que consiguen aunar la rabia blacker con estructuras tremendamente complejas y ricas provenientes, como he comentado, del clasicismo más regio. En ningún momento abusan de las paradas que dan paso a desarrollos orquestales, sino que fusionan guitarras eléctricas y dobles bombos con violines y piano con una naturalidad digna de elogio. Sí es cierto que en los temas instrumentales, como Det Graa Riket, Etterspill o Forspill, están completamente dominados por arreglos orquestales, pero son tan exquisitos que nada se les puede reprochar, y embellecen el sonido global de Till Alle Heimsens Endar con un brillo que no recuerdo en ningún otro álbum de folk metal (que no sea Skogskvad, claro). Sinceramente, en cuanto a la maestría con la que aunan ingredientes, Galar superan incluso a mis adorados Windir, tótems del género pero que siempre se decantaron más por la furia que por la delicadeza folk. De todos modos, si lo que uno quiere es gruñir con el puño en alto mientras pide la bendición a los dioses para la batalla que se avecina, ahí están himnos como Ingen Siger Vart Vunnin (que coros, madre mía...) o Ván para saciar la sed de sangre del heavy más belicoso. Si hubiera que utilizar dos adjetivos para calificar a este disco, eso serían potencia y grandeza. La épica hincha las velas que mueven este barco sonoro como impulsadas por el mismísimo aliento de Odín, y la minuciosidad compositiva junto a una producción perfecta dotan al conjunto de una pegada y claridad como oirás en muy pocos discos. Nunca las leyendas fueron narradas con tanta belleza como de la mano de Galar, y la batalla cantada con tanta pasión como a través de sus cabalgadas y coros guerreros. Olvidate de las poses, de los ritmos kalimotxeros disfrazados de himnos vikingos. Pon Til Alle Heimsens Endar a todo volumen en tu reproductor (y de paso añadele Skogskvad) y sabrás lo que es el viento helado en tu cara, el peso de la espada colgando de tu cintura y la sensación de la sangre manando de tus heridas.

Otro discazo a la buchaca de este año, y otra victoria indiscutible para Galar.

6 comentarios:

Alexcore dijo...

Ni puñetera idea de esta gente, pero me han dado unas ganas de sacar mi caballo y correr por las anchas praderas para enfrentarme a mi enemigo, je je je, pero antes me bajo este disco y me lo pongo en el mp3 mientras voy a mi sangriento encuentro...

Alexcore dijo...

Bachalo puro, menudo ojo tienes nen. Así que e l Viernes, pues ya me dirás el Lunes que yo es el día que los voy a ver, je je je---

Karba dijo...

Lo cierto es que ando un poco saturado de pagan y viking metal y derivados, más que nada por la repetición de esquemas y sonidos, pero esta reseña me ha abierto el apetito.

Se agradece y bajando.

Karba dijo...

Rectifico lo dicho, después de escuchar a estos GALAR he recuperado mi aprecio por el pagan/viking metal, estos tíos son muy buenos, y algo que no me esperaba, originales dentro de su palo. Me pongo a buscar su disco anterior pero ya.

Soulkiller dijo...

Nunca los había escuchado hasta hace poco gracias a tu entrada. Lo cierto es que está lejos del "Viking Metal" de bandas como Ensiferum o Turisas. Con muchas más partes ambientales, y más arraigado a sus orígenes que es el Black, éste es el tipo de Viking Metal que me gusta, junto con los Thyrfing (qué grandes, madre del amor hermoso).

Un saludo, y gracias por el descubrimiento.

Cthulhu dijo...

Thyrfing...calla, calla, que me emociono,jajaj