Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

martes, 16 de febrero de 2010

BLACK PYRAMID - S/T (2009)


  1. ...And The Gods Made War
  2. Visions Of Gehenna
  3. Mirror Messiah
  4. No Life King
  5. Celephais
  6. Twilight Grave
  7. The Worm Ouroboros
  8. Cauldron Born
  9. Wintermute
Curioso lo que me ha ocurrido con esta banda. Desde la primera escucha este disco entró entre mis preferidos de siempre, así de claro, y eso a pesar de que me lo pillé hace solo unos meses. Y lo curioso es que no me fijara en la fecha de lanzamiento, y de hecho diera por supuesto que tenía varios añitos. Supongo que es debido al estilo añejo que practican, pero la verdad que me llevé una gran sorpresa al darme cuenta que es del 2009. En fin, una demostración más, si hacía falta, de que a veces tengo la cabeza únicamente para llevar greñas.

Black Pyramid son un trio de Massachusets, y este lanzamiento de 2009 supuso su primer larga duración. Antes ya habían puesto en circulación un par de demos, pero cuando se dieron a conocer fue con la edición del 7" también autotitulado. En él se recogían los dos primeros temas que dos años después abrirían este LP, y eso les bastó para recibir las loas de buena parte de la crítica especializada. Un adelanto de lo que vendría dos años después, ya que con este Black Pyramid todos, tanto crítica como el público adscrito al stoner/doom se rindieron a sus pies.

Y no es para menos, porque los nueve cortes que aquí se contienen son absolutos clásicos instantáneos, y una verdadera exhibición de como desplegar una obra maestra del rock, del stoner, del doom, o cómo se quiera llamar, en pleno siglo XXI, y sonando frescos y geniales como si en la década de los 70 nos encontráramos. En un momento en el que muchas bandas consideran que para hacer doom hay que abrazar el minimalismo sonoro más exasperante, Black Pyramid dieron un golpe en la mesa, y demostraron que las raíces son los riffs de Black Sabbath, por supuesto, pero a la vez que las huestes de Tony Iommi, en aquella época también convivieron grandes bandas de rock y psicodelía, y es ese legado el que estos norteamericanos reivindican con la misma pasión. Para que os hagáis una idea, en este álbum vamos a encontrar todos los aciertos del sonido de Black Sabbath pero ninguno de sus fallos, ecos de bandas doom como Sleep, instrumentales en la línea de los Om de Al Cisneros, y psicodelia al estilo de Spirit Caravan. Y no exagero si digo que en muchos momentos superan todas estas referencias, porque de algún arcano modo el trio es capaz de clavar unos temas simplemente perfectos, brillantes, mágicos. También estoy convencido que los amantes de Kyuss encontraran elementos para disfrutar como bellacos con los sonidos que despliega la guitarra de Andy Beresky, y la contundencia monolítica de sus riffs enganchará sin problemas a los adscritos al sludge de, pongamos un ejemplo, Bongzilla o Weedeater. Vamos, que tal es la grandeza de estos temas que cualquier amante del rock, en su concepción más amplia, lo flipará en colores. Paso de diseccionar temas, porque todos son perfectos. Y las obras maestras no se diseccionan, se viven. Preparaos para recibir un catálogo de riffs de los que ya no quedan!

Clásico instantáneo, sin más. La piel de gallina pensando en que esto es un debut, y babeando por lo que aún nos tienen que ofrecer estos tres geniecillos.

3 comentarios:

Alexcore dijo...

Joder con el jodido 2009, parece un pozo sin fondo de joyacas todavía por descubrir, ja ja ja, a por él que con un 10 seguro que alucino...

Magli dijo...

menudo discazo! gracias por refrescar la memoria pork lo tenia apratado por completo
un saludo!

Soulkiller dijo...

Me ha servido para pegarle otra escucha al disco. Y es que es una joyaza, qué ganas de coger un coche y ponerme a recorrer la isla de noche con esto puesto.

Un saludo.