Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

jueves, 4 de noviembre de 2010

AGALLOCH - Marrow Of The Spirit (2010)




Joder, así da gusto volver por estos lares. Cuestiones de trabajo y la consiguiente falta de tiempo me obligan a frecuentar el blog menos de lo que desearía, pero hoy estamos ante una ocasión especial. Y es que este es el álbum más esperado por un servidor no ya en lo que va de año, sino en los 4 que han transcurrido desde que Agalloch parieran esa obra maestra llamada Ashes Against The Grain. Decir que la banda norteamericana es uno de mis grupos preferidos es quedarse corto, porque mi amor por ellos va más allá de razonadas argumentaciones y apela a sentimientos que difícilmente pueden expresarse con palabras. Todavía recuerdo la época en la que en mi cadena sólo sonaban álbumes de Agalloch y Empyrium y me recorre un escalofrío por la espalda, mezcla de nostalgia y admiración por dos de las bandas que más me han impresionado jamás. Desaparecidos los segundos (y reconvertidos al gothic metal bajo el nombre de The Vision Bleak), es el cuarteto de Portland el encargado de defender un legado que por su calidad sólo puede calificarse como impresionante y único. Formados en 1995 alrededor del dúo formado por John Haughm y Shane Breyer (voces, guitarra, batería) y (teclados), no tardaron en sumar al proyecto al guitarra y pianista Don Anderson y al bajista Jason William Walton. Conformados como cuarteto, lanzan en 1999 su acojonante debut, Pale Folklore, en el que se mitigan las influencias black metaleras de sus primeras demos para dar paso a un personalísimo sonido muy influenciado por el folk y las ambientaciones clásicas. Con crítica y público rendidos a sus pies, y de manera sorpresiva, Shane Breyer decide abandonar la banda. En 2002 regresan con The Mantle, un trabajo aún más reposado, a medio camino entre el post-rock y las instrumentaciones folk propias del martial. Otros cuatro años tuvieron que pasar para que viera la luz su tercer álbum, Ashes Against The Grain, el más complejo y ambicioso de sus discos, y curiosamente el que les granjeó mayor popularidad. Agalloch había trascendido el status de banda de culto y se consolidaba como una de las formaciones más brillantes, únicas y geniales del panorama metálico moderno. El nuevo álbum viene con novedades, como la del debut del nuevo batera de la banda, Aesop Dekker (Ludicra, Worm Ouroboros), y las colaboraciones de la cellista Jackie Perez Gratz (Giant Squid, Grayceon, Amber Asylum), Jeffrey Neblock (Vindensang) y Nathan Carson (Witch Mountain, Sunn O)))). La producción ha corrido a cargo de Steven Wray Lobdell (guitarra de Faust) y la masterización por Justin Weis (Slough Feg, Ludicra, Hammers Of Misfortune). Casi nada!


 Pues bien, con Marrow Of The Spirit vuelven a auparse sobre sus contemporáneos con una facilidad pasmosa, a la par que se descuelgan con otro disco diferente dentro de su discografía, pero que a la vez sigue sonando 100% Agalloch. Desde ya os doy mi opinión: este es el disco del año, e incluso eso se queda corto. Y lo es demostrando el lado más fiero y agresivo de la banda, con un black metal más presente en su sonido de lo que jamás lo estuvo en ninguno de sus álbumes anteriores, pero engrandecido con ese don para las atmósferas y melodías que tan grandes les han hecho en sus 15 años de carrera. Abriendo con They Escaped The Weight Of Darkness, una preciosa instrumental basada en violines y en el sonido del agua fluyendo, uno pensaría que estamos ante la continuación de su anterior EP The White, que transcurría por paisajes de ambient minimalista. No es así, ya que los 12 minutos de la siguiente Into The Painted Gray explotan en nuestra cara con una furia inédita en el cuarteto de Portland. Un tema que comienza a todo trapo, con unas guitarras y percusiones black metaleras con la quinta marcha metida. Energía desbordada que se rompe cuando entra una bellísima guitarra marca de la casa, que simplemente te desarma y te recuerda por qué Agalloch son tan jodidamente grandes. Lo que sigue es genialidad pura, de la mano de una fusión de elementos que nadie en el planeta es capaz de urdir como estos cabrones. Rabia, melancolía, belleza, evocación sin límites... nada se resiste a la paleta de unos pintores cuyo libro de estilo es inaccesible para el resto de artistas. Un temazo gigantesco, no puedo decir más. The Watcher's Monolith nos retrotrae al estupendo Pale Folklore, con su sonido cargado de tristeza folk y orfebrería ambient y que nos traslada a ese estado de helada ensoñación tan característico de los norteamericanos. Los 17 minutos de Black Lake Nidstang continúan por este sendero de belleza melancólica hasta que se rompe en su tramo final con un arranque arrebatadoramente épico y en el que John Haughm abandona la guturalidad black para dar paso a una voz limpia que es el remate perfecto a otro tema genial. Ghosts Of Midwinter Fires comienza con un desarrollo instrumental muy espacial y expansivo, hasta que de nuevo unos riffs agresivos rompen la calma para desembocar en un final nuevamente cargado de belleza y épica que explota en nuestas cabezas moviéndose en esas sinuosas espirales cuyo trazo es inexplicable para el común de los mortales. El final llega con To Drow, que entre susurros, violines, acústicas y melodías te inducen a un estado de ensoñamiento onírico tras el cual te preguntarás si Marrow Of The Spirit fue real o tan sólo un sueño fruto de tus más profundos deseos.


 Son Agalloch. Han vuelto. Todo lo demás no importa.

Nota: 10/10


13 comentarios:

Karba dijo...

No esperaba esto tan pronto, me ha pillado de improviso, me tiemblan los belfos. Bajando.

A sus pies, demirugo de las profundidades. En cuanto cate y asimile, comento.

PD: con la velocidad neuronal que me caracteriza, ya puedo afirmar con convencimiento y seguridad que el último de UFOMAMMUT es una obra maestra, estoy enganchadísimo a ese disco estos días. Sé que no viene al caso, pero tenía que decirlo.

Soulkiller dijo...

Uno de los mejores discos del año, así de claro. Años de espera para volver a disfrutar de otra obra maestra. Empiezo a pensar que esta gente está bendecida, todo lo que hacen en majestuoso. Por eso son también una de mis bandas favoritas.

Por cierto, ahora que has mencionado a Empyrium, lo de "desaparecidos" era hasta hace poco, que parece que han vuelto a reunirse. Espero que saquen algo nuevo pronto.

¡Un saludo!

Anónimo dijo...

Hola hola, he escuchado apenas dos canciones por youtube y decidí intentar la "gugeldescarga" y acá he llegado al disco "Médula del espíritu" anunciado para los últimos de este mes y q ya increíblemente la máquina del tiempo de internet lo trajo al pasado... Muy emotiva tu descripción del disco pero añadiré desde una óptica menos parcializada dos notas, primero,de los dos temas q he escuchado uno me suena un toque distinto al convencional Agalloch, el "Black Lake Nidstang" profiere una harmonía y sobretodo un desgarrante cantar innovador, claro q todavía envuelto de sus tradicionales ululares de cuerdas, además agregan sonido sample de pantano a los temas en cuestión incluído "The Watcher's Monolith" donde el croar de sapos y ranas y la estridulación de grillos oberturan, interludan y cierran en las canciones..Y segundo, sin dudas son fantásticos tracks los dos q he escuchado pero pensé o imaginé algo más de distinción contrapuesto a sus discos anteriores, bueno todavía me falta escuchar el disco completo q se está descargando todavía mientras escribo....

Gracias por el disco y un saludo desde Venezuela.

RYSZARD REVOLUTION dijo...

a mi la primera escuchada me dejo bastante extrañado.....
esperaba algo mas apegado a la linea anterior y resulta algo completamente distinto. Sin embargo creo q Agalloch demuestra una profunda capacidad para crecer y evolucionar en el tiemo, creo q se perdio un pooc el componente folk pero se avanza incluso en terrenos del post black..

Creo es sin duda uno de los 3 super discos del año a pelear seriamente con lantlos y Alcest por el puesto, aunque por el grado de popularidad Agalloch se la puede llevar facil


gran reseña.... la verdad yo aun no lo he posteado por medio a q me cierren el blog, ya llevo varios reportes juntos

Karba dijo...

Cthulhu, te chuto un link del disco a 320 de calidad, el único que he encontrado, para disfrutar de este pedazo de obra a la mejor calidad.

http://letitbit.net/download/34492.3f442dd244ac167424458d2edcb5/agal2010.rar.html

Saludos!

Udols dijo...

discazo! uno de los mejores del año.

ya aprovecho y saludo q es la primera vez q escribo por aquí. Enhorabuena por el blog!

paste por udols y pilla lo quieras!

http://udols1714.blogspot.com/

Cthulhu dijo...

Gracias Karba!!!! En cuanto tenga un ratillo cambio los enlaces.

Me alegro que te guste el blog y te hayas animado a escribir, Udols. Y descuida que ahora mismo me paso a husmear por tu sitio!

josu dijo...

Lo he escuchado una vez, y su sonido me ha poseido. Otro grupo que entra en las quinielas para la lista de lo mejor del año, un año en el que no doy a vasto. Tengo apuntados unos 150 discos mas que aceptables. Y todavía quedan 2 meses.

Otro gran disco cthulhu

Heathen dijo...

Link disco a 320kbps
http://rapidshare.com/files/429965011/Agalloch_-_Marrow_of_the_Spirit__2010_.rar

Cthulhu dijo...

Ya he cambiado el link, y el álbum está disponible a 320 kbps. Gracias Heathen y Karba por molestaros en pasármelos!

Un saludo.

Anónimo dijo...

Antes que todo, excelente álbum. Agalloch sigue impresionándome por la profundización en su sonido. Me parece un disco más redondo que Ashes against the Grain.
Pero quería comentar lo siguiente:
Sé por una entrevista antigua que en un momento algún/algunos miembros de Agalloch escuchaban Amon Düül, de lo que deduzco un conocimiento de la escena de rock alemana de fines de los 60s y principios de los 70 o "krautrock". Así que es posible que conozcan a Achim Reichel & The Machines. Digo esto porque hay un pasaje de guitarra+delay en "Black Lake Nidstang" (aprox. min. 12) que me recuerda mucho a Achim Reichel.
Quería decirlo simplemente porque me pareció curioso y si es que es una cita deliberada, Agalloch me sorprendió una vez más.

DunkelHate dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pilot the dune dijo...

BRUTAL. Qué disco más bueno, joder. Genial reseña.