Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

jueves, 9 de junio de 2011

UNEXPECT - Fables Of The Sleepless Empires (2011)



Vuelvo por mi añorado hogar abisal tras unos días de desconexión, obligado hiato del que me valgo de vez en cuando para limpiar mi cabeza de obligaciones, responsabilidades y cortar con esa vigilancia constante en busca de nuevos álbumes por descubrir. Alimentándome de mi fondo de armario musical, y dedicándome a redescubrir los clásicos por enésima vez, puedo decir que ya estoy preparado para seguir con mi humilde labor en el blog, aunque con la firme decisión de centrarme más en mis gustos que en vivir de lo inmediato. Dicho todo esto, y a pesar de lo expuesto, un par de discos recientes se han colado estos días en mis auriculares, dejándome gratamente sorprendido. Uno de ellos ha sido el nuevo de Unexpect, el sexteto canadiense de progresivo. Cinco años han pasado desde su soberbio In A Flesh Aquarium, que ya dejara boquiabierto a medio mundo merced a una transversalidad estilística y un dominio del caos realmente únicos en el panorama musical actual. Con un constante ir y venir de miembros (7 son los ex-miembros con los que cuenta la banda), es admirable cómo la idea que se esconde detrás de Unexpect sigue invariable, y la determinación de romper todo tipo de barreras se mantiene como la máxima de una formación imposible de etiquetar. Algo que queda patente viendo los combos con los que han compartido escenario, y que van desde Nile, Overkill o Sodom a The Gathering, Opeth y Giant Squid.



Describir su música sigue siendo tan difícil como el primer día, ya que no hay ninguna coordenada desde la que comenzar más allá de sus anteriores trabajos. Si hiciéramos inventario, en Fables Of The Sleepless Empires encontramos metal progresivo, death metal, ambient, free jazz, opera, cabaret y ecos de la música gitana de Europa del Este, entre otras. Todo ello hace que se les incluya en ese cajón de sastre que suele ser el Avant-Garde, pero la verdad que absolutamente nada emparenta a Unexpect con formaciones como, por ejemplo, Arcturus. Al margen de estos aspectos, los canadienses han pulido lo presentado en In A Flesh Aquarium, y con su nuevo álbum han dado forma sencillamente a una obra maestra, amén de una bofetada en la cara para todos aquellos que defienden que todo está ya inventado. Fables Of... es una orgiástica celebración de la exhuberancia, el barroquismo formal bebiendo de una fuente indeterminada y en constante movimiento, y cuya única máxima es seguir expandiéndose y latiendo alrededor de unas estructuras cuya complejidad es tal que cualquier intento de raciocinio o comprensión está irremediablemente abocado al fracaso. Todo ello apoyado en una pericia técnica superlativa, de quitar el hipo. Como ejemplos ahí está ese monstruoso bajo de nueve cuerdas a cargo de ChaotH o el trabajo que lleva a cabo el genial violinista Blaise Borboën-Léonard, y que pueden hacer que uno se coma los 55 minutos del álbum sólo pendiente de tal o cual instrumento. Pero es que las composiciones superan, y con mucho, toda esa capacidad técnica, demostrando que muchas veces el todo es más que la suma de las partes. Al igual que el crisol de sonoridades expuesto, los 11 temas que componen esta barbaridad de disco se mueven por la comicidad, la teatralidad afectada, arranques de furia iracunda, épica desbordada o incitaciones al baile más desatado. E increiblemente, y a pesar del caos tormentoso con que se despliega su propuesta, en todo momento uno siente que de algún modo que no llegamos a entender estos seis genios cabalgan el sinsentido siguiendo una línea clara y determinada, dando como resultado un álbum asombrosamente coherente. Fables Of The Sleepless Empires es un viaje a la locura, una celebración del sinsentido, un abrazo a la cuántica sonora, y un recordatorio de que la imaginación no conoce límites. Si se afronta libre de prejuicios y se está dispuesto a seguir descubriéndolo con cada escucha, puedo asegurar que se convertirá en un álbum imprescindible en vuestra colección.


Inesperado en todos los sentidos, estamos ante una obra con muchos visos de acabar siendo una refrencia de culto, y por descartado muy probable disco del año.


NOTA: 10/10


5 comentarios:

Alexcore dijo...

Seguiremos cn las sesudas spins a ver si al final me queda algo... ja ja ja, por ahora le voy pillando el gusto a pasos agigantados...

Cthulhu dijo...

A partir de la décima escucha te conviertes en fanático, te lo puedo asegurar,jajaja

Soulkiller dijo...

No sé si es que lo tengo en la mente constantemente o es pura casualidad, pero en el primer tema he escuchado unas voces que me recuerdan enormemente a Devin Townsend. ¿Colaboración de este hombre, o pura casualidad?

Berserk2012 dijo...

Avant-garde metal

Sick of Ragnarok dijo...

Hola, señor Cthulhu solamente vengo a hacerle una aclaración, esta banda es avant-garde metal, dado que este género no tiene un límite en si y dentro de el hay dos tipos del mismo; lo más "serio" (Arcturus, Angizia, Solstafir, etc.) y lo más bizarro (UneXpect, Sebkha Chott, Pin-Up Went Down, etc.); y su plena existencia es la de derribar barreras de cualquier índole musical, da ahí su nombre de metal de vanguardia cualquier proposición musical que sea innovadora (entiendáse como que crea algo nuevo a partir de géneros anteriores) pasa a llamarse avant-garde, y en mi humilde opinión esta genial banda creo que se merece este subgénero.

Sin más que decirle lo saluda atte. un enfermo del Ragnarok