Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

miércoles, 16 de junio de 2010

HAWKWIND TRIAD: HARVESTMAN / U.S. CHRISTMAS / MINSK (2010)

A veces es maravilloso ser un fanático de la música. Porque cuando surgen cosas como el álbum que traigo hoy al blog, me descubro a mí mismo dando saltitos y babeando incluso antes de haberle hincado el diente a la música que contiene. Pero es que joder, tengo todo el derecho cuando lo que tengo entre manos es a tres de los combos de post-metal/rock más grandes del Universo ( leyendo Harvestman como si fuera Neurosis...) fabricando un álbum de versiones de los titanes Hawkwind, la banda de psicodelia/space rock más importante de la era clásica. Prácticamente no es necesario que presente a las bandas que participan aquí, pero por si acaso comentaré algo brevemente. Harvestman es uno de los proyectos personales de Steve Von Till, líder de Neurosis, la banda más influyente de post-metal que ha existido jamás, y de hecho se puede afirmar que ese género nació con ellos. Discos como Through Silver In Blood o The Sun That Never Sets han entrado por méritos propios dentro del Salón de Honor de la historia del rock. US Christmas es una banda del sello Neurot Records (propiedad de Von Till) que dejó patidifuso a medio mundo con esa puta maravilla que era Eat The Low Dogs (2008), donde imprimían un toque bluesero muy personal a su ya de por sí peculiar fusión de Hawkwind con Neil Young y el post-metal de Neurosis. Y por último Minsk, una de las grandes promesas del género, niña bonita del sello Relapse y que el año pasado coparon las listas de lo mejor del año gracias a esa barbaridad en forma de metal progresivo llamada With Echoes In The Movement Of The Stone. Su líder, Sandford Parker, fue guitarra de los también muy notables Buried At Sea a la par que reputado productor. También ha participado este año en la composición del segundo álbum de los blackers Twilight, todo un discazo en el que comparte labor con insignes geniecillos como Aaron Turner de Isis o Blake Judd de Nachtmystium.


¿Y qué se puede decir sobre el disco? Pues que es acojonante, espectacular, precioso. Olvídate de pensar en cuestiones como cuál es mejor, la original o la versión, o si es una herejía tocar los temas perfectos de Hawkwind. Esto es un diálogo entre dioses, y uno sólo puede regocijarse por haber sido invitado a un encuentro de tal magnitud y poder degustar a sus ídolos musicales de la actualidad mostrando tanta veneración y cariño por la leyenda de Hawkwind. Porque si algo queda patente es el enorme respeto que las tres bandas tienen por los ingleses, algo que por añadido puede servir para que las nuevas generaciones descubran el nacimiento de todo esto, y que si no hubiera sido por aquellos locos hippies de pintas cochambrosas y talentos desbordados nada de lo que hoy disfrutamos hubiera existido. También es cierto que ese respeto no implica que las versiones carezcan de la personalidad propia de las diferentes bandas. De hecho haber intentado parecerse a Hawkwind hubiera sido el mayor ultraje a su nombre, pues los ingleses siempre fueron sinónimo de libertad creativa y personalidad a raudales. De lo que se trataba aquí era de utilizar el elevado pedestal que proporcionan esos temas de leyenda para volar cada uno a su aire, libre, y así intentar llevar las melodías a un nivel diferente. Sólo es necesario escuchar la voz personal de Von Till en D Rider o esa acojonante versión de 7x7 que se curran los metaleros Minsk para darse cuenta de lo que hablo. Esta última, acompañada de un saxofón marciano marca de la casa, a mí me pone los pelos de punta. Y no nos olvidemos de US Christmas. Ayudados por un concepto de banda que siempre les ha acercado mucho al grupo británico, simplemente lo bordan en este álbum. Escuchando Orgone Accumulator uno se convence de que ellos solitos podrían hacer un álbum de versiones de Hawkwind espectacular. En total el disco se compone de 11 joyazas que se estiran hasta la hora y veinte minutos, otro dato que habla del esmero y dedicación con el que se ha afrontado su composición. 11 maravillas que paso de diseccionar, porque no me veo capaz de hacerlo con palabras y porque en lo único que pienso es en acabar la reseña y tirarme en la cama para volver a escucharlos. Espero que lo disfrutéis, cabrones, porque esto es para gozar como un adolescente escondido en el vestuario de chicas.

Buf. Discazo. Ayer y hoy fusionados, pero siempre mirando al mañana. Una puta maravilla.

4 comentarios:

B. Öcult dijo...

Muy rico. Me encanta Hawkwind...y US Christmas sacaron un pedazo de EP que me volo la cabeza....

Alexcore dijo...

Pues yo no conozca nada de los Hawkind y mira que siempre los tengo por ahí rulando para empezar cualquier día con ellos, una de esas míticas asignaturas pendientes que tiene uno. Pero vamos que no podía escoger mejor ocasión para introducirme en ellos que a través de estos tres combos de exquisita factura, com osiempre, gracias de nuevo. Me lo he escuchado y me parece uno de los mejores del año, sin duda otro sopresón.

Anónimo dijo...

LLegue de la nada buscando discos de akimbo y debo decir que increiblemente buen blog demasiado docto un gran aporte (:

josu dijo...

joder, pero vaya descubrimiento. Discazo en estado puro. Gracias Cthulhu!!!