Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

viernes, 25 de junio de 2010

FROM EXILE - Monolith (2010)

Que injusto es el mundo a veces. Que un pepinazo como este tenga que estar autoeditado mientras la mediocridad llena las estanterías de las tiendas de discos con el apoyo de todopoderosas multinacionales y grandes discográficas. Pero bueno, menos mal que gracias a internet las jóvenes bandas pueden hacer llegar a la gente su música sin tener que pasar por la mediación de los jerifaltes de la industria. Monolith es el segundo álbum de esta banda, que ya en 2007 debutaron con el notable Crushing Reality. Oriundos de Atlanta, pronto se ganaron un nombre merced a su impresionante y técnicamente impecable metal progresivo. Sin embargo, poco antes de entrar al estudio a grabar la continuación de Crushing Reality el seno de la banda sufrió una importante convulsión, quedando tan sólo dos miembros, los guitarristas Eric Guenther y Ben Wetzelberger. Pero ya se sabe que no hay nada en este mundo como tener colegas, y rápidamente contaron con el ofrecimiento para echar una mano de nada más y nada menos que los guitarrista y batera de DAATH, Eyal y Kevin Talley. Como digo, Monolith ve la luz desde la autoedición, en gran parte debido a que las convulsiones internas han provocado que de momento esto sea un proyecto de estudio a la espera de que From Exile pueda encontrar nuevos miembros estables que les permitan poder girar con garantías.

A pesar de proceder la gran Atlanta (su escena parece no tener límites, madre mía...), cuna de titanes como Mastodon, Kylesa, Baroness... el metal progresivo de From Exile poco o nada tiene que ver con el de sus vecinos. Mientras que los primeros enarbolan su pasado sludge con orgullo, son nuestros protagonistas unos enamorados del metal progresivo más purista, con un sonido limpísimo, una técnica desbordante y tirando sin disimulo de solos de guitarra que parecen legados por una raza superior procedente de otra galaxia. Las voces son prácticamente inexistentes, apareciendo tan sólo en tres temas, y es que ante una perfección compositiva como ésta, cualquier adición vocal no haría sino estropear la perfección milimétrica de Monolith. Un elemento destaca sobre todos los demás, y ese es la acojonante labor guitarrística. De verdad que te pueden dejar sin aliento a base de riffs matadores y unos solos, repito, que parecen ejecutados por manos no humanas y con una habilidad prácticamente incomprensible. Hay mucho de amor por Dream Theater en el álbum, pero al mismo tiempo Ben y Eric han conseguido contener la tendencia al barroquismo desmedido (y por qué no decirlo, al soberano aburrimiento) de la escuadra de Petrucci & Co. Una diferencia que queda constatada por la duración de Monolith, poco más de 30 minutos, y unos temas que se mantienen de media alrededor de los 3 minutos. Con la inicial Arrival ya sabes a lo que te vas a enfrentar. Unas florituras guitarrísticas que a mi personalmente me recuerdan un montón al Surfin With The Alien de Satriani, de la mano de unos riffs ultra heavys para mover las greñacas como un poseso, y que funcionan conjuntamente a la perfección. No recuerdo otra banda que haya sido capaz de engancharme tanto desde unos planteamientos tan clasicistas como lo ha conseguido From Exile. Impure Visionary es uno de los puntos álgidos del álbum. Aparecen unas voces que casan a la perfección con el tema, muy reminiscentes de los Mastodon más evocadores. El solo de guitarra es para ponerte los pelos como escarpias, como seguro te los pondrá la aparición de una guitarra acústica de aires muy españoles. Apparition comienza con un precioso sonido de guitarra que se repite por dos minutos hasta que el resto de instrumentos te estallan en la cara y te mandan volando a un viaje por el espacio exterior. Acojonante. Monolith y Exhumed sacan la furia contenida del dúo, y muy seguro harán las delicias de los metalheads más exigentes. La primera, además, es la excepción del álbum al estirarse hasta los siete minutos, merced a una concatenación de riffs que te dejará con la boca abierta. Los poco más de dos minutos de The Unlearning Dissent bastan para que la banda se marque uno de sus mejores riffs, mas heavy que el viento y con más épica que una batalla a cuchillo contra un ejército orco. Por similares parajes discurre Veritas, y de nuevo su solo de guitarra simplemente te volará la cabeza. En total, ocho temas perfectos, acojonantes y sorprendentemente originales. Si From Exile no es capaz de reconciliar a los duros metaleros con el progresivo, nadie más lo hará. Por tan sólo 7 dolares de nada se puede adquirir a través de su MySpace, y por 20 $ puedes pillarlo con camiseta.

Otro sorpresón que nos trae el 2010. Una banda que si se estabiliza, muy pronto se contará entre los más grandes. Palabrita del niño Jesús...

Nota: 8,5/10

FROM EXILE - Monolith (2010)

MySpace

<a href="http://fromexile.bandcamp.com/album/monolith">Arrival by From Exile</a>


4 comentarios:

Alexcore dijo...

Hace tiempo que lleva sonando en mi mp3 (diría que desde princpios de año) y todavía no había tenido la opurtunidad de subirlo, je je je, ahora casi que me lo ahorrro, imposible superar tus comentarios, mira que me suena bastante el nuevo diseño y además tengo que decirte que ha sido un total acierto.

erock123 dijo...

thanks for the review, guys!

cheers,
Eric

From Exile

Alexcore dijo...

WTF???? pero que cojones de suerte que tienes bro...linea directa con los autores y todo...ja ja ja

Soulkiller dijo...

Un muy buen disco. Aparte de todo lo que mencionas, he de decir que noto varios ramalazos propios del Death Metal, lo cual me ha recordado a los Indricothere por ese aspecto (Death Metal progresivo instrumental).

Hablando de progresismo, ¿has escuchado a los The Isosceles Project? Metal progresivo instrumental, sacaron disco debut el año pasado, llamado Oblivion's Candle. ACOJONANTE, lo mejor que he escuchado en siglos (de hecho, es mi nº1 del 2009). Un discazo con temazos como hostias, a cada cual más fuerte, un in crescendo. Te lo recomiendo encarecidamente.

Saludos.