Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

lunes, 28 de junio de 2010

TLÖN - Volumen II (2010)


Recuerdo una tarde de tantas, viendo consumirse el tiempo, los cafés y los cigarros en la esquina de El Abuelo (para los no habitantes de Gasteiz, es el pequeño pero maravilloso reducto de los rockeros añejos en el centro de la ciudad). Y la recuerdo porque la plácida monotonía se rompió por una extraña música que salía de los altavoces, y que nadie acertaba a reconocer. Sonaba a viejo, muuuuy viejo, con una producción y sonido digamos que austeros (por ser benevolentes). Una frikada más de Pablo (dueño de El Abuelo y arqueólogo de lo bizarro como pocos), pensé. Pero en esas que entra la voz, y entonces todo se vuelve incomprensible. Imaginaos los Led Zeppelin más hasta arriba de ácido cantados por un teleñeco psicotrónico, y os estaréis acercando al concepto de aquella banda. No aguanto más y le pregunto. Tarkus se llamaban. Ni puta idea. Suenan un par de canciones más y me rió un montón con ellas. Suena muy friki, pero por alguna extraña razón me gusta. Más tarde descubro que son una leyenda en Latinoamérica, y que proceden de Perú, aunque contaban con un par de argentinos en filas. Descubro también que el álbum, el único que sacaron, está considerado el primer disco de heavy (o proto-heavy más bien) de América Latina, y que data nada más y nada menos que de 1972. A estas alturas, si no habéis dejado ya de leer, os preguntaréis por qué cojones estoy hablando de esto. Pues porque hace poco me pasaron este LP que traigo hoy al blog, y cuándo pregunté referencias, me dijeron: Rock psicodélico de Perú. Y pensé en Tarkus inmediatamente. Aún mayor fue mi sorpresa cuando descubro que su cantante y guitarra, Christian Van Lacke, es el hijo de Guillermo Van Lacke, el bajista de Tarkus. También en los parches está Walo Carrillo, que lo fuera también de la legendaria banda. Les acompaña Marcos Coifman (Reino Ermitaño) en el bajo. Volumen II, como su nombre indica, es su segundo lanzamiento, teniendo siempre muy presente el legado de aquella mítica banda (de hecho el primer álbum recogía temas de Tarkus que no habían llegado a ver la luz), no sólo por sus vínculos directos, sino también porque en la composición de los dos álbumes ha participado también Alex Nathanson, que fuera cantante y guitarra acústica de Tarkus.

Vayamos ahora con su música. En estos tiempos que corren no se si un artefacto como éste le va a interesar a mucha gente, necesitado de una conexión neuronal para su escucha con altas dosis de mutación lisérgica. Incluso entre los asiduos a ECOS DE R'LYEH habrá muchos que huyan despavoridos en cuanto surja la voz de Van Lacke, me juego mi podrida alma,jeje. Pero bueno, como estoy en mi casa voy a desgarrarme gritando mi amor por estos tíos sin importar las consecuencias. Tlön beben claramente de las fuentes primarias, del rock de finales de los 60 y los 70, siendo especialmente reconocibles las reminiscencias a Black Sabbath, pero también de combos míticos argentinos como Pescado Rabioso o Pappo's Blues, sin olvidar (como hacerlo!) a Tarkus. Todo ello está pasado por un barniz único y personal de psicodelia y doom, sonando en conjunto de una manera tan original que dudo que te vengan a la mente otras bandas, exceptuando claro está a Tarkus. Y es que se pueden considerar Tlön la evolución natural de aquellos, consiguiendo depurar su sonido, sonando más duros cuando toca y aún más psicodélicos si cabe. Se me hace muy difícil definir su música, porque Tlön hacen válida la tan manida frase de esto no se puede explicar con palabras. Puede que sea verdad lo que ellos, herederos del legado tarkusiano, explican acerca de su música y sus letras, y Volumen II se diriga al inconsciente plagado de monstruos que habita en todos nosotros y que tan sólo puede sentirse plenamente en un plano soterrado de nuestra psique. La voz de Van Lacke es la guinda al pastel, sonando como una especie de bruja enloquecida salida de alguna película setentera de serie Z. Sus letras ayudan a dar esa impresión, plagadas como están de referencias ocultistas pero sobre todo de un omnipresente anhelo de escapismo de esta realidad, de este mundo lleno de injusticias, de avaricia, de fealdad. Esa tendencia al surrealismo queda definida por el mismo nombre de la banda, sacado del relato del gran Borges Tlön, Uqbar, Orbis Tertius. Los riffs son maravillosos, sonando con esa cadencia pesada propia de los Black Sabbath, pero mutando a su antojo y fluctuando con decenas de texturas diferentes cuando los temas se adentran en parajes psicodélicos. Las propias cuerdas vocales de Van Lacke lo hacen también, y no acierto ni me atrevo a describir los numerosos registros que utiliza en Volumen II. Lo dejo a cargo de vuestros cerebros. Acerca de los temas me encuentro ante la misma dificultad, pero es complicado no recordar emocionado la magia de esas dos guitarras, la acústica y la eléctrica, copulando juntas en 50 Siglos. O el matador comienzo con esas dos obras maestras psicotrónicas como son El Banquete De Los Niños y Oda Al Sonido Delirante (simplemente grandiosa...). Ascensión Al Vacío es otro de los puntos álgidos del disco, contando además con la participación de la vocalista de Reino Ermitaño, Tania Duarte.

Como conclusión, nos encontramos ante un álbum de los pocos que realmente merecen la etiqueta de únicos, a pesar de pertenecer a un legado musical que se extiende casi durante cuatro décadas. Como en el relato de Borges, Tlön es ese mundo donde el tiempo pasado y futuro no existen, tan sólo un presente que recuerda mentiras o que extiende sus deseos en un futuro imaginario. Un mundo que no es más que el reflejo invertido del nuestro en un espejo. ¿o es al revés? No lo sé, pero hay veces, muchas veces, que es mejor soñar que estar despierto.

Nota: 9/10


11 comentarios:

Alexcore dijo...

Estoy deseando escuchar la voz de Van Lacke, curioso y misterioso, je je je, cuestabajo, gracias man.

Germán Andrés Quimbayo Ruiz dijo...

Cada vez que entro a este blog, aprendo algo y expando mis sentidos. A su vez, recuerdo también, que la oscuridad es la mejor "luz" para enfrentar esa mierda de realidad que vivimos.

Saludos desde Colombia y gracias por compartir toda esta música.

Soulkiller dijo...

Puf, la voz me ha podido. Me ha resultado tan chirriante que me ha llegado a aburrir, aparte de que la producción daba que desear muchas veces. Eso sí, me lo he escuchado entero, e instrumentalmente me parecen muy buenos, por no hablar de que al final los dos defectos que tenía con el disco han parecido mejorar un poco.

Al final sí que has acertado con que a la mayoría no le iba a agradar. xD

Un saludo.

Cthulhu dijo...

Jajaja, veis? Si yo no miento... Será que tengo el cerebelo completamente cascado, pero cuanto más los escucho, más me enamoran. No sé, me parece algo así como Miedo y Asco en Las Vegas empapado de David Lynch y con unos toquecitos de Ed Wood. El peyote no es para todo el mundo, supongo,jajaja

Karba dijo...

Bueno, bueno, bueno, esto pinta tremendo. Y para redondearlo, las últimas referencias que has nombrado de Miedo y Asco en Las Vegas y Lynch ya me han vencido por completo. Me lo agencio a la voz de ya, se agradece.

Anónimo dijo...

Acabo de descubrir el blog y me he quedado flipado ... porque está genial y por la referencia que haces al Abuelo de Vitoria. Soy habitual del bar pero no te ubico!

Cthulhu dijo...

Jajaja, pues ubicarme es fácil. Melenas, brazos tatuados... ahora seguro que si, eh?

Hristo dijo...

a veces pienso que debe haber un alter ego mio en españa, jeje. hace 2 semana que le volvi a dar duro a Tlön, lo habia conseguido cuando salio y despues me habia olvidado de el, la verdad que no se porque, pues lo escuche de nuevo y me enloquecio de nuevo. tremendo disco de ROCK PESADO. me encanta esa mezcla de doom sabbathero con cosas del rock arcaico argentino (del cual soy adorador desde niño, ya que mis padres escuchaban el viejo y glorioso rock nacional)como Pescado Rabioso (gran influencia, tambien en las voces, hay partes muy a lo Luis Alberto Spinetta) Pappo's Blues o Vox Dei. Justamente ahora estoy escuchando el tema 'El Principio' mientras me fumo un grueso y de verdad que estoy flotando en el espacio. excelente, de lo mejor que salio el año pasado.

culpunk dijo...

broder podrias resubir el disco ..gracias por este aporte saludos

Anónimo dijo...

podre pedirles un favor? podrian resubir el disco de tlon II? por favor gracias

Yaret Flores dijo...

Por favor tio...resube este discazo ¡¡...