Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

miércoles, 16 de febrero de 2011

WINO - Adrift (2011)

 


Hoy toca bajar decibelios y revoluciones en mi humilde morada, de la mano del que uno menos se lo esperaría. Adrift es el segundo álbum en solitario de Scott "Wino" Weinrich, tras aquel notable Punctuated Equilibrium de 2009. Para quien no conozca a Wino, aparte de merecer cien latigazos y un abucheo, tan sólo diré que la palabra leyenda no encuentra en otra persona un acomodo mejor. Porque hablamos de alguien que ha transitado y ha ido forjando algunas de las páginas más notables dentro de la historia del doom y el rock. Desde su paso por Saint Vitus, el impresionante periplo en The Obsessed o los brillantes trabajos en Spirit Caravan, Place Of Skulls y Hidden Hand (sin olvidar su participación en esa reunión de genios que fue Shrinebuilder), el melenudo de Maryland siempre ha dejado su personalísima huella basada en unos riffs incontestables, su amor por la evocación lisérgica y un registro de voz inconfundible. Incapaz de crear nada que pueda ser encasillado como genérico y con una inquietud creativa en constante movimiento, Wino presenta de nuevo su visión del formato acústico, con un trabajo que dudo pueda dejar indiferente a nadie.


Con un pie firmemente asentado en el blues y otro jugueteando en el campo del folk, nos encontramos ante un disco que mejora considerablemente las sensaciones de Punctuated Equilibrium, y que me reafirma en la opinión de que es imposible que este señor haga nada por debajo de la excelencia. Impulsado a crear Adrift por la muerte de su colega y compañero de banda Jon Blank, Wino abre su corazón a través de unas letras que no le habíamos conocido hasta ahora, y en las que profundiza no sólo en el dolor de la pérdida, sino también en su visión de la política, el amor y el estilo de vida que ha decidido llevar. Esa desnudez se arropa con un trabajo de guitarras espléndido, que no por asentarse en lo acústico pierde ni un ápice la fuerza a la que nos tiene acostumbrado el genio norteamericano. Nada raro si tenemos en cuenta que estamos ante el mejor guitarrista que ha dado el doom tras Tony Iommi. Sin ceñirse al estrecho libro de estilo del formato acústico, Weinrich introduce fogonazos eléctricos que subrayan ciertos pasajes con una fuerza indudable y los lleva a su terreno como sólo él es capaz de hacer. Claro ejemplo sería Hold On Love, que en otras manos podría devenir casi en un tema pop, pero que tras pasar por el filtro de nuestro amigo queda marcada a fuego y transmutada en una suerte de blues oscuro y evocador. Un sabor de blues que continua en cortes como los fantásticos I Don't Care o Mala Suerte, de innegable belleza y poso amargo. Destacable es la transmutación bluesera que sufre el tema de Motorhead Iron Horse/Born To Lose, una de las sorpresas más agradables de Adrift y que sin salirse del formato acústico consigue igualar la fuerza de la original. Los ecos a anteriores trabajos del músico están ahí, como en Old And Alone, pero desvestidos y amplificados por la omnipresente y confesional voz de Wino, el oscuro sol alrededor del cual orbitan el resto de elementos del álbum. Pero incluso cuando prescinde del recurso vocal, el norteamericano se muestra intratable, algo de lo que da fe la espectacular instrumental Suzanne's Song, un corte que sin palabras habla directamente a nuestro subconsciente, susurrando historias de amor, de su ausencia, de su pérdida... El álbum se cierra con otra sorpresa mayúscula, una versión del Green Speed de Savoy Brown que se traduce en un boogie blues en el que los fogonazos eléctricos están más presentes y que un servidor mataría por escuchar en directo. Caída de telón ideal para un álbum ajeno a etiquetas, modas o comparaciones, y con ese regusto atemporal que dejan todas las grandes obras.


Un álbum maravilloso, íntimo y con una fuerza y honestidad inusitadas. Otra prueba más, aunque no hacía falta, de que Scott "Wino" Weinrich es uno de los músicos más grandes de nuestro tiempo.

Nota: 9/10


5 comentarios:

josu dijo...

Imperdonable, pero todavia no he escuchado nada de este genio aparte de Saint Vitus y Shrinebuilder!! Voy a indagar en su musica!!

Cthulhu dijo...

josu: pues te recomiendo el Lunar Womb de The Obsessed (obraca maestra) y el material de Spirit Caravan, que no es mucho en cantidad pero se sale por todos los lados!!

Un saludo!!

Alexcore dijo...

Obsessed se salen por supuesto, y se me ha hecho la boca agua con la descripción de este discazo,,,, gracias bro.

J.M.B. dijo...

Wino son palabras mayores. The Obsessed, Spirit Caravan, Saint Vitus... Una leyenda!

Saludos

Rockdrigo dijo...

grande Wino!