Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

jueves, 11 de marzo de 2010

HEATHEN - Evolution Of Chaos (2009/2010)



Otras leyendas thrashers que vuelven a la arena. Este caso, si cabe, es mucho más especial, ya que el último disco de Heathen, el genial Victims Of Deception, data de 1991. En 1987 habían publicado su debut, el también imprescindible Breaking The Silence. Tan sólo un par de albumes con el que destacaron como una de las bandas más especiales dentro del Thrash de la Bay Area, debido sobre todo a un sonido, muy pulcro y técnicamente impecable, que les unía más a las formaciones clásicas del Heavy Metal que a las de punk y hardcore hacia las que miraban la mayoría de grupos de aquel movimiento. Es cierto que nunca alcanzaron la celebridad de los gigantes de aquella época, aunque hay que decir que era muy complicado seguir la estela de titanes como Metallica, Anthrax, Slayer, Megadeth o Testament, que escribieron con letras de oro sus nombres en la historia de la música. Pero para todos los que amamos lo que supuso aquella época, y aquella explosión de creatividad, Heathen siempre tuvieron un hueco especial en nuestros corazones. Coqueteando con el progresivo y el heavy de corte más épico, el quinteto californiano siempre destacó por unas guitarras increiblemente trabajadas y pulcras, que no temían bajar el pie del acelerador si con ello ganaban en grandilocuencia, y también por unas voces limpias que mamaban directamente de la New Wave Of British Heavy Metal. Desgraciadamente, la banda se separó en 1992, afectada en parte por los daños colaterales que supuso la irrupción en tromba del grunge y la súbita (y estúpida) denostación de todo lo que oliera a heavy. Sin embargo, en 2001 Heathen volvió a los escenarios para actuar en una recogida de fondos para Chuck Schuldiner, el difunto cantante de Death, que por aquel entonces peleaba por su vida contra un tumor cerebral. A este evento se le sumaron directos junto a Exodus o Testament y alguna colaboración en recopilatorios y homenajes. Todos ellos ejercicios de calentamiento que preparaban la irrupción de este Evolution Of Chaos, grabado en parte años atrás pero publicado oficialmente a principios de este año. Viene Heathen con una formación ya asentada, que no es otra que David White como cantante, Lee Altus (Exodus) y Kragen Lum a las guitarras, el bajista Jon Torres y Darren Minter a la batería.

Metidos en faena con el álbum, hay que decir que Evolution Of Chaos es probablemente el disco más primario de Heathen. De estructuras más sencillas que los anteriores, es evidente que la banda buscaba un sonido más agresivo, supongo que por adecuarse a los nuevos tiempos, donde la mayoría de grupos thrashers amalgaman influencias venidas del death y del black con toda normalidad. Aun así, no asustarse, porque Heathen siguen sonando más pulcros y técnicos que el 99% de bandas de thrash metal. También hay que avisar que no estamos ante un disco de esos que vaya a entrar a la primera. Son tantos los matices y capas que despliega el quinteto en los casi 70 minutazos que dura la obra que es complicado asimilarlos todos en una sola escucha, o que cuadren en nuestros oidos de manera sencilla. Aún así, para todos los que conocemos Heathen, tampoco es algo nuevo. Victims Of Deception tampoco le entraba a uno facilmente, pero acabó convirtiéndose en pilar fundamental del género con el tiempo. De lo que si estoy seguro es que Evolution Of Chaos será un disco que agradará a un amplio sector de oyentes, pues tiene elementos para hacerlo. Los viejos fans de Heathen estarán encantados, porque la esencia y alma del grupo siguen intactos, pero a los nuevos fans del género les parecerá una maravilla, sobre todo porque todo suena increíble, con una producción del siglo XXI. También los amantes del heavy más clásico sonreirán, y mucho, al verse embaucados por la elegancia que derrocha el álbum, por sus voces limpias, coros, y guitarras técnicas y endiabladas. En el trabajo a las seis cuerdas hay que quitarse el sombrero ante Lee Altus, que se quita de encima el papel de segundón de Gary Holt que tiene en Exodus y se muestra como lo que todos sabemos que es, uno de los mejores guitarras del thrash metal, y un compositor bestial. El comienzo del álbum, con aires orientales, nos va metiendo en faena, y nos depara la primera sorpresa. Porque irrumpe un precioso sitar a cargo de (arrodillense todos) Steve DiGiorgio, ese dios caminando entre mortales, autor de obras capitales del metal en bandas como Sadus, Death, Autopsy o Testament, y en la actualidad considerado uno de los mejores bajistas del planeta gracias a su banda de jazz Dark Hall. No es un mal comienzo, no. Es difícil analizar todos los temas de Evolution Of Chaos, debido a la extensión y complejidad de su música, pero intentaré esbozar algunas pinceladas. Tras la sorpresiva intro inicial, Heathen nos escupen en la cara con Dying Season, uno de los temas más duros y rápidos de su carrera. Le sigue Control By Chaos, una puta maravilla y entre lo mejor del álbum, con cuatro solacos de guitarra (cuatro!) compartidos con la bestia parda Gary Holt de Exodus. Tras el subidón, nos llega No Stone Unturned, de esquema más clásico que thrasher, donde un comienzo muy tranquilo va adquiriendo peso hasta desembocar en un final jodidamente épico. Arrows Of Agony nos vuelve a lanzar a las estrellas con otro alarde compositivo brutal, unas guitarras al alcance de muy poquitos, y en definitiva, otro clásico instantáneo. Fade Away suena a Exodus 100% y si bien es cierto que puede desentonar algo dentro del sonido de Heathen, es un gran tema si conseguimos abstraernos de ese pensamiento. El que si chirría es a Hero's Welcome, y por momentos uno piensa que se ha colado un tema de Manowar por el camino; si señores, auténtico True Metal abochornante que no entra aquí ni con calzador. Pero bueno, viendo la excelencia que demuestra el resto del álbum, y los años que nos han tenido en el dique seco, es un pecado venial que dejaremos pasar. Esta vez... Con Undone vuelven a la senda, siendo un tema marca de la casa, con esos desarrollos increíbles y las diabluras guitarreras que tan bien ejecutan. En Bloodkult pisan el acelerador otra vez, como al comienzo del álbum, regalándonos otro temazo ultra-agresivo. Red Tears Of Disgrace nos vuelve a sorprender por su hincapié en el medio tiempo y la melodía, y aunque no es un tema típico, está fantásticamente compuesto y le da una versatilidad al álbum que se agradece en una banda de estas características. Todo un acierto. Silent Nothingness es un cierre perfecto, de nuevo un tema 100% Heathen en el que la potencia y la clase se dan la mano de una forma que sólo ellos son capaces de hacer, demostrando que han vuelto en plena forma.

En un momento que tan sólo Megadeth y Slayer se mantienen a duras penas en sus tronos, bandas como Heathen (también Exodus, Testament y Overkill andan en esas) demuestran que siguen siendo combos a tener muy en cuenta, y reclamando en pleno siglo XXI el reconocimiento que injustamente no tuvieron en su momento. Con este Evolution Of Chaos merecen eso, y mucho más. Discazo!

4 comentarios:

Alexcore dijo...

Había visto el disco por ahí pero de este no me fiaba demasiado, ya sebaes reuniones nefastas las hay a patadas, y además no se quienes quedan de la formación original, pero si está a la altura de sus dos discos anteriores se merece mi atención seguro...grax por el aporte.

Cthulhu dijo...

Pues si, las reuniones dan cierto repelús, pero te aseguro que esta está a la altura. Pues de la formación original (aunque es una banda que cambió bastante de miembros) quedan el cantante, Dave White, Lee Althus (que es el fundador y principal compositor de todos los discos de Heathen) y el batera, Darren Minter. Así que el núcleo está más que intacto!

Alexcore dijo...

Pues gracias por la info, en ese caso, prueba superada...

Soulkiller dijo...

Un disco que gana mucho con las escuchas, sobre todo por lo grueso que es (más de una hora de Thrash, para no serlo xD), por lo que es necesario darle más para apreciarlo del todo. Pero señor discazo, vaya.

Un saludo.