Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

domingo, 7 de marzo de 2010

SCOTT H. BIRAM - Something's Wrong / Lost Forever (2009)




Scott H. Biram. O el redneck capaz de conmover almas con su música. Desde el corazón de la EEUU más reaccionaria, este texano de aspecto intimidatorio y amante de los excesos de carácter etílico lleva desde el año 2000 asombrando a medio mundo con su intensa propuesta basada en un blues extremadamente primario, sucio e hiriente. Antes de lanzar su carrera en solitario, de todos modos, ya había militado en un grupo punk y en un par de formaciones de bluegrass. Decidido a no discutir su visión musical con nadie que no fueran sus propios demonios interiores, comienza a componer temas como hombre-orquesta (o Dirty Old One Man Band, como se refiere a sí mismo), y publica cuatro álbumes y un EP a través de su propio sello, KnuckleSandwich Records. Su último trabajo autoeditado Dirty Old One Man Band, sería re-editado en 2005 como consecuencia del acuerdo al que llega con el sello de Chicago BloodShot Records. Un año antes había estado a punto de perder la vida al ser arrollado por un camión que le provocó múltiples fracturas e importantes daños intestinales. Menos de un mes después, un Scott H. Biram postrado en una silla de ruedas y medio paralizado presentaba sus nuevos temas en el famoso Continental Club de Austin, para asombro de la parroquia allí congregada. Las fuentes de las que bebe su música son variadas, pudiendo encontrar en su obra referencias al blues, country, hillbilly, punk, rock sureño... Eso sí, todas esas influencias se apoyan siempre en su destartalada Gibson del 59, un viejo Hammond, la percusión atada a su pie y una colección de micrófonos viejos, muchos de los cuales estropea a posta para distorsionar el sonido de su voz, uno de los rasgos característicos de su propuesta. A pesar de no aportar nada nuevo musicalmente hablando, tiene ese don característico de los genios para aún así conseguir diferenciarse de sus contemporáneos, brillando con luz propia en el mundo de la música de raíces norteamericana. Si hubiera que buscarle uno de esos contemporáneos, probablemente fuera Hank Williams III, el "enfant terrible" del country actual, y con el que ha girado por toda la geografía estadounidense.

Something's Wrong / Lost Forever supone su séptimo trabajo, el tercero para su actual sello, y una confirmación de que su techo creativo queda muy lejos, suponiendo que lo tenga. Su bagaje anterior es excepcional, pero éste es probablemente su disco más redondo, sin ningún tipo de fisuras ni fallos observables. Ahí están su puñado de viejos instrumentos, su voz rota y el sonido low-fi, pero ahora conjuntados a la perfección para soltarte 12 puñetazos de mutado e irreconocible blues amargo y primario. Tan sólo por componer Still Drunk, Still Crazy, Still Blue, Scott H.Biram merecería entrar directamente en los libros de historia, sin discusión. Considerada automáticamente una de las mejores canciones de blues de la década, se trata de un precioso tema apoyado en un hammond que guía a la guitarra, y donde como excepción la voz de Scott no se encuentra distorsionada. Una puta maravilla. Pero es que el resto del álbum no le sigue muy lejos: Sinkin' Down es una joya que, apoyada en el folk más melancólico, te llega al mismísimo alma. Con la sola ayuda de la armónica y de la percusión de sus pies, crea todo un temazo country como Aint' It A Shame. En la misma línea corren también cortes como Draggin' Down The Line, mientras que el final del álbum va adquiriendo progresivamente un tono más blues. Muy especial es el apartado de la producción, que a pesar de ser muy escrupuloso en su respeto a las raíces y su caracter primario, no le hace ascos a incorporar elementos propios de nuestro siglo. A eso se le llama mirar al futuro pero con los pies bien anclados en el suelo.

Una auténtica obra maestra, basada en un talento desbordante, determinación, actitud a prueba de bombas y una necesaria dosis de locura y desequilibrio fruto de intentar contener la energía desatada por esas fuerzas.

5 comentarios:

Soulkiller dijo...

Me gusta, me gusta. Aunque no sea un apasionado del Country (no sé mucha la historia de éste), nunca está de más escuchar cosas como ésta para alejarse de la música que uno suele escuchar, y aprender un poco de ello. Es como salir a la calle a tomar el aire.

Un saludo.

Kuentzmann dijo...

Ando descargándolo y escuchándole en su myspace. Todo un descubrimiento.

Muchas gracias, el blog está cojonudo.

Aaron Kuentzmann.

Mikel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cthulhu dijo...

Me alegro que te mole el blog Aaron, y gracias por escribir! Y por cierto, a mí también me encanta Gamera! ;)

Kuentzmann dijo...

Desdeluego, no sabes el favor que me hiciste al publicarlo. Poco he tardado en colocarlo como mi nuevo ídolo, la de "Still Blue" es el himno de los True Losers.

Un saludo grande.

PD: Gamera; una, grande y libre, pues Godzilla no era más que un niño mimado.