Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

viernes, 3 de febrero de 2012

BLACK PYRAMID - II (2012)



Bien, bien. Parece que 2012 va arrancando tras la clásica cuesta de Enero, que en lo musical también se suele notar. Y lo hace con uno de los albumes más esperados del año, a pesar de que se filtró a finales de 2011. Y es que tras ponernos los dientes largos con el estupendo EP Stormbringer (2011), el trío de Massachusets regresa con la continuación de su demoledor debut autotitulado (2009), que les colocó como uno de los grandes del rock pesado norteamericano junto a Lo-Pan y Wo Fat. II es también un punto de inflexión, pues al poco de terminar su grabación el cantante y guitarra Andy Beresky decía adiós a Black Pyramid para dedicarse en cuerpo y alma a la religión, su nueva pasión (no me preguntéis la variante concreta porque no me interesa lo más mínimo). La sección ritmica ha declarado que seguirá adelante con la banda, así que podemos estar algo más tranquilos pese a que no creo que sea nada fácil sustituir el hueco dejado por el enajenado de Beresky (veremos que tal lo hace Darryl Shepard, el elegido para el puesto e integrante de combos stoner como Milligram y Hackman).



Metiéndonos en harina respecto a II, nos encontramos con un trabajo situado a media distancia entre su debut y Stormbringer, intercalando temas muy directos de hard rock pesadísimo con desfasadas jams a medio camino entre el stoner y la psicodelia. Muy en la línea de Stormbringer, la cara A de su EP del año pasado, Black Pyramid inauguran el álbum con dos temas que galopan a base de bien siendo ideales para levantar cuernos y cervezas al cielo. Endless Agony y Mercy's Bane también muestran sin disimulo la omnipresente influencia de los gigantes Slough Feg, sobre todo en esos característicos riffs que nos remiten al folklore irlandés. Una vez entonado el trío se lanza a por un corte que raya ahora sí en la excelencia que de ellos se espera. Se trata de Night Queen, una maravilla que a base de aumentar el tonelaje de los riffs y hacerlos copular con un tramo final de genial lisergia melódica, provocará más de una erección entre los amantes del stoner. Con Dreams Of The Dead llega la primera sorpresa, ya que nos enfrentamos a un registro inédito en Black Pyramid, una suerte de medio tiempo oscuro que puede recordar a Cloud Of Unknowing (la cara B de su EP Stormbringer) pero sin alcanzar su densidad ni poderío. Sus 12 minutos de metraje tienen algunos buenos momentos, muy buenos, pero no alcanzan la cohesión necesaria para que hablemos de una de las grandes composiciones a las que nos tienen acostumbrados. Otra sorpresa, pero esta sí positiva, es la intro acústica Tanelhorn, una pequeña joya ideal para tomar respiro entre tanto riff quebrantahuesos y que nos habla de una banda que a pesar de moverse en un género de férreas fronteras, es capaz de escaparse y tantear nuevos terrenos. Tras ella llega el embate de los Black Pyramid más sludge con la mastodóntica Sons Of Chaos, un corte que no desentonaría nada en un disco de High On Fire, y donde dan rienda suelta a sus raices punk y su macarrismo más acertado. Ideal para enseñar los dientes y apretar puños. The Hidden Kingdom nos devuelve a esos Slough Feg pasados de bourbon que tanto nos gustan, siendo otro de los momentos álgidos del disco. Con la final Into The Dawn vuelve a ocurrir lo mismo que con Dreams Of The Dead, pues son 15 minutazos de riffs estirados con la sensación de no saber muy bien hacia donde se dirige el asunto, a pesar que como ocurre con aquella tiene grandes momentos que sacan lo mejor de estos tíos (que es mucho!). El veredicto final sería contradictorio, pues aunque II es un disco superior al que podría facturar la mayoría de bandas que pueblan el espectro stoner, deja una sensación agridulce por esos momentos de experimentación fallida. Aún así es un trabajo 100% recomendable para todo amante del rock de elevado octanaje.


Notable sucesor de su gigantesco debut, a pesar del exceso de metraje y la falta de claridad en su nuevo rumbo. Esperemos que Shepard esté a la altura de Beresky, porque talento tienen de sobra para seguir ocupando el trono del rock pesado estadounidense. 


NOTA: 7,75/10


3 comentarios:

Edumtr dijo...

Great Blog man! Check Out http://themetallodge.blogspot.com and lets exchange banners/links cheers!

Edumtr dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
pulmondedemonio dijo...

Links qué funcionen a sus anteriores trabajos?