Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

lunes, 20 de septiembre de 2010

OCTOBER TIDE - A Thin Shell (2010) / Discografía



Nunca pensé que mis ojos verían este disco, sinceramente. Agotada toda esperanza de que uno de los proyectos más grandiosos e injustamente desconocidos del death/doom melódico de todos los tiempos volviera a ponerse en marcha. Y es que estamos hablando de la banda paralela que allá por los noventa tenían Fredrik Norrman y Jonas Renske, guitarra y vocalista de Katatonia. Un proyecto que trascendió el mero pasatiempo cuando en 1995 vio la luz Rain Without End, auténtica obra maestra y referencia dentro del subgénero. En 1999 apareció su segundo trabajo, el también grandioso Grey Dawn, pero que a la postre significó su despedida, pues ese mismo año Norrman y Renske deciden disolver la banda para centrarse en Katatonia, que ya apuntaba maneras de gigante. Una lástima, porque por lo mostrado en ambos discos October Tide podían mirar de tú a tú a su hermano mayor, a la par que dar rienda suelta a la vertiente más agresiva y monolítica de los dos músicos suecos. Once años después parece que a Norrman le ha podido la nostalgia, e ignorando la ausencia de Renske (ni idea de los motivos...) ha decidido rodearse de jóvenes y talentosos (a la par que desconocidos) músicos de la inagotable cantera sueca para parir un candidato firme e indiscutible a disco del año. Con una excepción, porque a las voces está el gran Tobias Netzell de In Mourning, con los que este año ha publicado el más que notable Monolith.


Si algo queda claro escuchando October Tide es que el verdadero motor compositivo del grupo siempre fue Norrman. Realidad que muchos ya intuíamos pero que queda patente al descubrir toda la magnificencia de sus trabajos pasados intacta en este álbum. Y mucho más, porque en los once años transcurridos desde Grey Dawn el guitarrista ha crecido enormemente como músico, algo refrendado por la evolución y los éxitos de Katatonia. Sin embargo no esperéis un clon de éstos, porque October Tide despliegan un death/doom de libro. A lo sumo se pueden extraer algunas similitudes en lo tocante a la creación de atmósferas oscuras y melancólicas, labor que ambas bandas despliegan con excelencia. Dos son los elementos que brillan con luz propia en A Thin Shell, que son los riffs monolíticos y las melodías oscuras, y los dos obra de un Norrman excelso, brillante, genial. Podría seguir acumulando adjetivos al trabajo en las seis cuerdas de este señor, pero sería tan sólo una pálida explicación de lo que oiréis en el álbum. La otra estrella de la función es Tobias Netzell, que haciendo gala de una guturalidad tan profunda como expansiva y pasional se coloca directamente al nivel de popes como Paul Kuhr (November's Doom) o Mikko Kotamaki (Swallow The Sun), y de paso cierra las puertas a cualquier tipo de nostalgia o crítica negativa derivadas de la ausencia de Jonas Renske. El resultado son 40 minutos del mejor doom/death que uno pueda escuchar hoy día, y que encierra temas que son auténticos himnos a la par que clásicos instantáneos. Hablo de cortes como Blackness Devours, que simplemente te pondrá los pelos de punta aunando todo lo que hace grande al metal: fuerza, energía, densidad, melodías y una épica para caerte de espaldas. Sin caer en trucos fáciles o concesiones al mainstream, A Thin Shell es a la par un disco tremendamente accesible y capaz de seducirte desde su primer tema. Algo nada fácil teniendo en cuenta que aquí no hay voces limpias y por muchos momentos los riffs amenazan con tirarte abajo la casa. Una escucha a la inicial A Custodian Of Science y sabréis de esa imposible cópula entre dureza y delicadeza, rabia y melancolía, y que no es más que un reflejo de la vida misma, de una realidad que nos golpea con la misma intensidad con la que seduce nuestros sentidos. Podría continuar tema a tema, pero es algo que no voy a hacer cuando todo se resume en lo siguiente: A Thin Shell es perfecto. Punto.


Impresionante. Un trabajo inhumanamente bello, un clásico instantáneo a guardar junto a sus dos hermanos. Fredrik Norrman demostrando que es uno de los compositores más grandes de los últimos veinte años.

Nota: 10/10


Y ya que estamos en ello, me parecía imperdonable no colgar también Rain Without End y Grey Dawn. Y no sólo porque son dos discos clásicos e injustamente olvidados, sino porque dan la verdadera medida de una banda, October Tide, que se ha movido siempre entre la excelencia y la genialidad. Habrá quien se decante más por uno u otro, ya sea por los ecos a los primeros Katatonia de Rain Without End o por el sonido más propio y personal de Grey Dawn, pero que deviene en discusión trivial dada la magnitud de ambos artefactos.


(click en la portada para descargar)

Nota: puñetero clásico (supongo que eso es 10)



(click en la portada para descargar)

Nota: puñetero clásico (supongo que eso es otro 10)


MySpace

Buy It!

4 comentarios:

Alexcore dijo...

GRACIAS ETERNAS!!!, no tenía ni idea de ésta nueva aventura de Norman, me ha jodido lo de pasar de Jonas para la ocasión pero el disco se sale de todas todas...grax...

Soulkiller dijo...

Dios mío, no doy a basto. Entre este disco que lo llevo esperando desde hace unos meses y lo nuevo de Envy estoy que no cago. Voy a tener que ponerme con ello desde ya, pero de seguro que será una puta obra maestra. Rain Without End es uno de esos discos que han pasado a la historia como uno de los mejores jamás hecho, y October Tide como una de las mejores bandas del Doom/Death que se han parido. A ver si Norrman sigue demostrando quién manda en esto, pero con tu reseña y mis altas expectativas, lo más seguro es que me acabe enamorando.

¡Un saludo!

Magli dijo...

yo como de costumbre no tengo más que dar las gracias. bajando los 3 de golpe para conocer a esta banda, aunque creo que teniendo muchos años menos el primer disco si que lo he escuchado. mil gracias!!!!

Mr. Doctor dijo...

Hace poco escuche el disco, ndudable que es un disco de 10 todo es perfecto la produccion mejora notablemente y yo que pensaba que con la falta de jonas iba repercutir ... saludos