Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

miércoles, 1 de septiembre de 2010

BLUT AUS NORD - What Once Was... Liber I (2010)


Como mola este trío francés. Tras haber sacado el año pasado el mejor disco de black metal del año, y junto con los neozelandeses Ulcerate lo mejor que el metal, en su más amplia concepción, nos ofreció en el esplendoroso 2009, vuelven a la carga en menos de 12 meses con otro artefacto de dimensiones cósmicas. Aquel Memoria Vetusta II Dialogue With The Stars era toda una obra maestra donde el ambient, el black añejo y el avant-garde se daban la mano como si nada y de su herética cópula nacía un engendro apocalíptico, de una belleza pútrida y con una capacidad para traspasar defensas y emponzoñar almas como pocos álbumes en la historia. Y ya si os digo que en su discografía hay al menos tres álbumes a ese nivel (Odinist, MORT y The Work Which Transforms God), no es nada rara esa etiqueta que habla de Blut Aus Nord como la mejor banda de black metal moderno. Con este nuevo álbum, editado en una limitadísima y exclusiva tirada en vinilo, los franceses abren una especie de proyecto paralelo dentro del propio gupo (de ahí que se titule Liber I, porque es el primerio de la serie) en el que dar rienda suelta a su lado más primitivo. Una oportunidad de regocijarnos de nuevo con el enfermizo genio de Vindsval, auténtico cerebro del conjunto.


Lo primero que hay que decir es que no nos han mentido en las entrevistas previas al lanzamiento de What Once Was... Liber I, porque estamos ante un álbum crudo, muy crudo, como el corazón de un bebé recién sacrificado a Satanás. Prescindiendo de la electrónica, los efectos de sonido, samplers y demás, Blut Aus Nord se atrinchera en el conocido esquema de batería, bajo, guitarra y voz purulenta para ofrecer un disco de black metal de los de antaño, directo a la yugular. Presentando un sólo tema dividido en dos partes (las caras A y B del vinilo), no necesitan más nuestros amigos para demostrar que no hay ningún recoveco ni subgénero del black que no dominen a la perfección. Pero lo que sorprende es que, a pesar de todo ello, la banda mantiene intacta esa innata capacidad para trasladar al oyente sensaciones y atmósferas oscuras como en sus discos de mayor orfebrería compositiva. En ese aspecto están muy cercanos a Burzum, la banda de nuestro odiado Vikernes, capaz de construir un cosmos a partir de dos acordes, y por el que nunca han ocultado su admiración. De hecho, el título del álbum es un nada velado homenaje al noruego (What Once Was es el título de uno de sus temas). El principal peso del disco cae en manos de una guitarras saturadas de reverb que consiguen desarrollar variadas sonoridades superpuestas una sobre la otra en un aparente caos ruidista pero que en el global son capaces de transmitir es fantástica sensación de oscuridad insondable en la que tan agusto se mueven nuestros amigos. Y si a ello le sumamos la esquizoide voz de Vindsval y una batería con la quinta metida durante los 30 minutos de metraje de What Once Was... Liber I, pues tenemos uno de los discos de black metal más redondos y 100% "puros" que uno pueda escuchar actualmente. No me voy a explayar más, porque en mi comentario de su anterior disco ya canté todas las bondades de esta banda, y no es cuestión de repetirme. Simplemente remarcar que una vez más Blut Aus Nord nos demuestran que su capacidad compositiva no conoce límites, así como su pericia para moverse como nadie a través de todos los intrincados y malignos subgéneros por los que se ha expandido el black metal como un cáncer alimentado por los más bajos sentimientos humanos.

Menos de un año ha pasado, y vuelven con un álbum que sin despeinarse puede ser lo mejor que el black metal despache en este 2010.

Nota: 9,25/10

4 comentarios:

Magli dijo...

hostiaputa! menuda sorpresa. no sabia que sacaban nuevo material. estuve muy enganchado a su anterior trabajo que me parece magistral.
BAJANDO!!!

Franco dijo...

Hace un largo que vengo enriqueciendo mi biblioteca musical con tus magistrales posteos. Pero hace poco me inserté como participante activo del mundo de los blogs, por lo que ahora aprovecho para agradecerte y anunciarme como fiel seguidor de tan magnífico espacio.
Saludos.

Cthulhu dijo...

Me alegro que el blog te sea de utilidad, y agradezco tanto el seguimiento que le has hecho como que por fin te hayas animado a participar activamente. Especialmente esto último, porque me parece imprescindible que aportéis lo que se os pase por la cabeza, ya sean críticas, aportaciones o comentarios.

Bienvenido, y gracias de nuevo!!!

Soulkiller dijo...

Pues voy a tenerle que darle otra escucha, porque me lo vengo a escuchar justo cuando me estoy cayendo para un lado, y dada la intensidad de los riffs y a la duración del tema que guarda el disco casi me quedo frito, pero no niego que el disco resulta de nuevo todo un acierto y un cambio de rumbo del sonido. Una de mis bandas favoritas del Black, aunque creo que me seguiré quedando con su anterior etapa, ésta no desmesura en nada.

Un saludo.