Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

miércoles, 29 de septiembre de 2010

DEMIURG - Slakthus Gamleby (2010) / Breath Of The Demiurg (2007)


 Hoy vamos con una formación de esas que reciben el título de superbanda. No es para menos, pues Demiurg está compuesta por Rogga Johansson (Ribspreader, Paganizer, The Grotesquery) a las voces y  guitarra, Johan Berglund (This Haven) como bajista, Ed Warby (Gorefest, Hail Of Bullets) en la batera y el gran Dan Swäno (Edge Of Sanity, Bloodbath) en la guitarra y teclados. Formados en 2006, el éxito y reconocimiento no tardó en llegarles a raiz de la publicación de su álbum debut, Breath Of The Demiurg (2007), un auténtico misilazo de death metal sueco cargado de riffs para desnucarte vivo y con enormes similitudes respecto a sus compatriotas Bloodbath .Un año después vio la luz su continuación, The Hate Chamber, que por muchos de nosotros fue valorado como un paso atrás, un trabajo sin la mordiente del anterior y cuyos acercamientos a parajes épicos y progresivos no resultaron para nada satisfactorios. Por lo tanto, el anuncio de que el cuarteto sueco sacaba nuevo álbum fue recibido con sentimientos contradictorios por parte de la mayoría de los enamorados de su debut.

Y como diría ese gran filósofo: Zas! En toda la boca! Como me gusta que me hagan tragar mis prejuicios y escepticismo de esta manera. Porque señores, lo que Demiurg han conseguido con Slakthus Gamleby es lo que probablemente intentaron (y no lograron) en The Hate Chamber. Es decir, mantener la brutalidad de su primer trabajo pero añadiendo una mayor variedad de matices con la intención de desmarcar su sonido del de Bloodbath y crear una entidad con personalidad propia. Para ello han decidido emprender una senda que para muchos puristas puede que sea la mayor herejía posible dentro del death metal sueco, que no es otra que hacer confluir las dos grandes vertientes antagónicas (en la mente de algunos, que no en la realidad) del género. Porque en Slakthus Gamleby se fusiona la bestialidad musculosa del sonido Estocolmo con la melodía del sonido Gotemburgo. Para ello no han dudado en enrolar en el proyecto a la vocalista Marjan Welman de los goth rockers holandeses Autumn, y cuya preciosa voz limpia le da un contraste genial a ese juggernaut del averno que es Rogga Johanson. Un Johansson que es el principal compositor de Demiurg y que demuestra que es uno de los músicos más hiperactivos y talentosos del panorama sueco actual. En el álbum vamos a observar, del mismo modo, que además de esos guiños nada disimulados a la melodía, también ha habido una clara intención de construir temas más complejos y con mayor vertiente progresiva, apoyado todo ello por los teclados de un Swäno en estado de gracia. Que no se asusten los más puristas, porque la inmediatez y el gancho de la banda siguen intactos, como atestigua ese pepinazo inicial bajo el nombre Life Is A Coma, que mezcla el death metal old school más grandioso del Universo con la sensibilidad, melodías y complejidad propias de la evolución posterior del género. También en los medios tiempos más doom se siguen mostrando los suecos como auténticos genios, haciendo de cortes como Travellers Of The Vortex verdaderos mantras de hipnótica maldad. Y luego está Welman... Joder con la señorita. Acojonante como se pasea por todo el álbum con esa voz y que en ningún momento uno salga corriendo despavorido por tan marcado contraste de registros, algo que habla, y mucho, de la genialidad de Johansson como compositor. Porque a la que te acostumbras al shock inicial de oirla, no te podrías imaginar Slakthus Gamleby sin su presencia y hay que reconocer que temas como la ya citada Life Is A Coma o la preciosa From Laughter To Retching no serían tan excelsas sin ella seduciéndonos los oidos. Tampoco podría terminar mi crítica sin alabar la cristalina producción de un Dan Swäno que también se sale a los teclados, de gran peso en el disco y que alcanza cotas de grandeza en Cold Skin.


Su mejor trabajo hasta la fecha y una hostia en la cara a todos aquellos cerrados de mente que son incapaces de ver más allá de los estrechos límites de sus respectivos géneros.

Nota: 9,25/10





Y como me he puesto nostálgico, subo también su debut, Breath Of The Demiurg. No tan versátil como Slakthus Gamleby, gana enteros como auténtica apisonadora de riffs destrozanucas. Al nivel de los Bloodbath más inspirados, es un álbum capaz de destrozar las vigas maestras de tu apartamento con temazos inmortales de la talla de City Of Ib, Monolithany, Monolithany Pt. II o Flesh Festival. No innovaban, pero a la par se cascaban uno de los mejores discos de death metal old school de la década pasada.

Nota: 8,75/10

2 comentarios:

Alexcore dijo...

Enorme como pocos...este cae fijo en las Píldoras, graaaaaciaaaaaaassss....ja ja ja

Soulkiller dijo...

Enorme este disco, las melodías compaginadas con esos pedazos de riffazos hacen de este disco el más completo y variado de todos. Con un trío como el de Rogga Johansson/Dan Swanö/Ed Warby y la bellísima voz de Marjan Welman dándole el aliciente final no podía ser menos. Enorme el temazo Life Is A Coma.

Rogga Johansson es el nuevo Rey Midas del Metal. Todo lo que toca lo convierte en oro.

Un saludo.