Ecos de una ciudad sumergida.

Translator / traducteur / übersetzer / traduttore...

viernes, 25 de diciembre de 2009

BLOOD TSUNAMI - Grand Feast For Vultures (2009)


Tracklist:
  1. Castle Of Skulls
  2. Nothing But Contempt
  3. Personal Exorcism
  4. Laid To Waste
  5. Grand Feast For Vultures
  6. Horsehead Nebula
  7. One Step Closer To The Grave
Pues otro impresionante trabajo desde las heladas tierras noruegas. Hasta aquí nada nuevo. Pero si digo que no es un álbum de black metal, sino de thrash, seguro que más de uno se sentirá extrañado. Pues sí, Blood Tsunami supuran thrash metal por todos los poros de su piel, no en vano titularon a su anterior disco (y debut) Thrash Metal, por si había algún resquicio de duda. En un momento en el que decenas de bandas se baten el cobre dentro de lo que se ha llamado la New Wave Of Thrash Metal, llegan estos noruegos para dar un golpe en la mesa. Si he de ser sincero, de toda esta hornada de nuevos grupos pocos alcanzan a mi parecer un nivel demasiado elevado, siendo la mayoría unos mediocres clones de las formaciones clásicas. Sin embargo, algo de esperanza hay, y grupos como Municipal Waste, Toxic Holocaust o Blood Tsunami nos recuerdan el por qué de la grandeza de este estilo, revitalizado también por los recientes discazos de popes como Exodus (Tempo Of The Damned) o Testament (The Formation Of Damnation).

Lo primero que viene a la mente en cuanto comienza el álbum es la idea de que estos tíos se han estudiado al dedillo el manual del buen músico thrashero, aunque eso sí, acomodado a sus gustos. Especialmente remarcables son esos duelos guitarrísticos a toda hostia cortesía de Pete Evil y Dor Amazon, y a traves de los cuales uno viajará a aquellos grandiosos años ochenta donde bandas como Metallica o Slayer se comían el mundo. Estos últimos son la referencia más evidente en Grand Feast Of Vultures, y el trallazo inicial que es Castle Of Skulls nos recordará perfectamente a los norteamericanos de la época South Of Heaven. Sí, no es el thrash ultraveloz el que predomina a lo largo de los ocho cortes contenidos en este álbum, sino el más reposado y cargado de tintes oscuros y clásicos. De todos modos, demuestran que cuando quieren pueden romper la barrera del sonido (Grand Feast For Vultures), pero como modo de encabritar a los temas y no como filosofía general, lo que en mi opinión es muy acertado, ya que los temas en ningún momento caen en una linealidad cafre, sino que se despliegan versátiles, con algo más de profundidad. Nothing But Contempt es otro corte en la misma línea que el anterior, y sería toda una lección (de querer tomarla) para unos Slayer que hace ya un tiempo que son incapaces de recuperar el nervio. Ayuda en el esfuerzo la voz de Pete Evil, de estilo black metalero (la sangre noruega tenía que aparecer por algún lado) y que dota a los temas de una especial mala hostia. A pesar de los grandiosos temas que nos presentan durante la mayoría de metraje inicial, la excelencia, de la mano de la sorpresa, nos llega con sus dos últimos cortes. Horsehead Nebula es una instrumental increíble, que bebe directamente de la New Wave Of British Heavy Metal y suena a unos Iron Maiden en estado de gracia. Tremenda, te mantiene sus 12 minutos haciendo cuernos y moviendo el cuello, a la par que anonadado por tamaña sorpresa. Y la labor de las guitarras, simplemente de otro planeta. El corte final, One Step Closer To The Grave, es un viaje de 10 minutos, mucho más pesado, pero también más evocador, y muy en la línea del The Call Of Ktulu de Metallica, con final apoteósico incluido, de esos que cuando acaba el álbum tan sólo puedes suspirar sonoramente recordando lo que acabas de oir.

He leido cosas por ahí acerca de su falta de originalidad. Paparruchas, esto es thrash metal, señores, y de la mano de estos noruegos descubrirás el camino más corto para llegar al Infierno. También he leído que les haría falta ser más heavys y rápidos. Bueno, lo mismo decían en su momento del South Of Heaven o el Master Of Puppets, y son indiscutibles obras maestras del género. Lo mejor es no hacer caso de estas voces, ni siquiera de la mía, y escuchar Grand Feast Of Vultures por uno mismo. Eso sí, apuesto mi podrida alma que te apasionará.

Nota: 9,25/10



1 comentario:

Magli dijo...

OLE!
bajando ya mismo, ya te contare que tal...